Todo tiene consecuencia


Suscribo las palabras de Jane Goodall (85 años), zoóloga, antropóloga, primatóloga, etóloga y mensajera de la paz de la ONU.

“¿No es raro que la criatura más inteligente que ha caminado sobre la faz de la tierra esté destruyendo su único hogar?

Tenemos intelecto, pero en realidad, no somos tan inteligentes.

Hemos perdido la sabiduría. Tomamos decisiones basándonos en:
¿Cómo me ayuda esto a mí, a mi familia, ahora, en la próxima junta de accionista, en mi siguiente campaña política?

Y no pensamos en cómo nuestras decisiones afectarán a las generaciones futuras.

Me parece que hay una desconexión entre nuestro cerebro, “ese”, que creemos tan listo, con el amor, la compasión, el corazón humano.

Estoy convencida de que solo podemos alcanzar nuestro potencial humano cuando la cabeza y el corazón estén en armonía”.

Sería bueno dejar de querer tener razón y querer ser más felices. Desear la felicidad de los demás con independencia de su religión, sus ideales políticos, su orientación sexual, su etnia, su color, … sería una señal maravillosa que nos hablaría de que nuestra sociedad empieza a sanar.

El gran antídoto para nuestro mundo está en el “Amor”.

Besos y Abrazos

«Soltar para volar»


Nadie se cree que los cambios que hacemos en nuestra vida vengan precedido del dolor que nos genera las expectativas que depositamos en el «otro».
Cuando una toma conciencia de lo que se está haciendo, aprende a soltar y esto hace que se produzca la ansiada metamorfosis porque ya nada será igual.
Besos y Abrazos 🙏♥️😍😘😘

Conocer, no es andar el camino


Este domingo tuve la ocasión de ver de nuevo la película Matrix.

Para mí es una de las películas más filosóficas que se han hecho nunca.
Matrix, nos lleva a pensar que el mundo que conocemos no es más que un sueño virtual que hemos creado.

«Con el tiempo aprenderás que hay diferencia entre conocer el camino… y andar el camino…» (Matrix).

Que cierto es, pero que pocas veces caemos en la cuenta de ello. Por mucho que nos cuenten y nos describan con todo lujo de detalles como sería realizar una ruta o una experiencia que nunca hemos realizado o vivido. ¿Crees que sería igual que haber estado ahí? ¡Seguro que no!

Todos y cada uno de nosotros tenemos una sensibilidad para poder imaginar cualquier cosa, pero la imaginación nunca puede superar a la experiencia.

Cuando nos enredamos en tratar que el “otro” entienda lo que has sentido, los avatares que te han tocado vivir, tratando de que puedan evitar cometer tus errores, o de que puedan apreciar tus logros. A veces este objetivo nos lleva a vivir una gran decepción, y esto nos pasa por no entender que cada uno de nosotros está inmerso en su camino, con sus experiencias, sus creencias, con su mapa. Por muy doloroso que nos resulte,  jamás nadie podrá recorrer vuestro camino, solo podrá andar el suyo. Así es como de una manera u otra nos hacemos complementarios y necesarios a los demás ya que somos seres «relacionales» que necesitamos compartir nuestras experiencias por más que el otro sólo pueda hacerse una representación de nuestra realidad, interpretándola desde sus propias vivencias.
Como digo, cada uno de nosotros vive su camino a su manera, desde sus propias vivencias, con sus creencias y sus experiencias.

Con el tiempo podemos ir actualizando nuestros mapas. Por más que nos resistamos a los cambios a veces te das cuenta de que hay cosas que no encajan. Aunque te resistas, sabes que necesitas cambiar (nos empeñamos en cambiar al «otro» y esto es una tarea arduamente frustrante).

Nuestra vida solo puede ser saboreada y sobre todo apreciada desde la experiencia.

Recuerda que nadie puede hacer el camino por ti. Sería bueno aprender a caminar sin la necesidad de llegar.

Besos y Abrazos

¿Qué es el egoísmo?


Parafraseando a Oscar Wilde:
«El egoísmo no consiste en vivir como uno cree que ha de vivir, sino exigir a los demás que vivan como uno».
No dejes de ser tú, nunca te olvides que «ni lo que está detrás de ti, ni lo que está delante de ti, es tan poderoso como lo que está dentro de ti…».
Besos y Abrazos

Que digan lo que digan


¿Han escuchado hablar del efecto espejo en nuestra relación con los demás?
Cuando alguien te dice que «no puedes», te podría decir que te está hablando de su falta de fe en sí mismo, pero para mí también puede tener otra connotación, sería la de que tú también te creyeras que «no puedes».Si fuese así, el «otro» te estaría mostrando tus miedos.

Si te dicen que «no vales», manifiestan sus miedos, sería como una confesión de falta del amor propio hacia ellos mismos, recuerda el dicho «Vemos la paja en el ojo ajeno y no vemos la viga en el nuestro», aquí os podría asegurar que pasaría lo mismo que en el anterior caso, «no vales» puede indicar como digo, la falta del amor del otro, pero si al recibir está manifestación, te duele, no un poquito sino mucho, he de decirte que eres tú el que no te valoras, no te amas.

Si te dicen, «no mereces», no sería otra cosa que la necesidad que el otro tiene de reconocimiento, que no dejaría de ser como en los casos anteriores. Recuerda siempre, si te duele este comentario, no porque el otro tenga o no tenga razón, sino porque te ha provocado a «ti» dolor, te estaría mostrando tú necesidad de querer ser reconocido.

Todos buscamos la aprobación de los demás pero en está búsqueda nos podemos perder y mucho. No te olvides nunca que el que tiene que aprobar, o ver bien lo que haces, eres tú. El «otro», te puede estar manifestando sus miedos, sus creencias, su falta de valor pero si le haces caso, habrás dejado de querer ser tú, para vivir la misma vida del otro.

La sombra de los demás, nos pueden hacer mirar las nuestras.
Todos estamos llenitos de «luces y de sombras» pero es en nuestras sombras donde más aprendemos de nosotros mismos.

Besos y Abrazos

Amanecer


«Amanecer»
Que bonita palabra Ama-nacer.
Cada día es un regalo, una oportunidad.
Cada día nacemos y cada día morimos.
A veces nos cuesta apreciar el regalo del que disponemos cada día.
Besos y abrazos ♥️😘😘😘😘

Foto: Montse Parejo Espinar en Sanlucar de Barrameda.

La respuesta está en ti


Siempre buscamos la respuesta fuera y la mayor parte de las veces está en nosotros 🙏.

«Tu tarea no es ir en busca del amor, sino simplemente buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti, que has levantado contra él». UCDM

Besos y Abrazos 🙏♥️😘😘😘

Creer es Crear


Vivimos dentro de un sistema de creencias, creemos en un montón de cosas, unas impuestas por nuestra sociedad, otras heredadas de nuestra familia y muchas otras consecuencia de lo que somos, de nuestra personalidad.

Nuestros pensamientos diarios oscilan entre sí somos buenos, malos, valiosos, respetados, tímidos, miedosos, etc., pero nuestra identidad depende directamente de nuestros pensamientos, de lo que nuestra mente dice que somos sobre la base de nuestra experiencia pasada y así de esta forma vamos creando nuestra historia, una historia que probablemente no sea real, pero como la crea nuestra mente le otorgamos un poder brutal.

Besos y Abrazos 🙏😘😘😘

¿Quién te daña?


Me encanta esta cita de Jodorowsky:
«No logro descubrir quién me hace daño sin cesar«.

Nos quejamos una y otra vez sin darnos cuenta que al hacer esto, estamos otorgando siempre al «otro» la culpa de nuestras desgracias, nuestras penurias, sería como decir «¿quién me pone la pierna encima para que yo, no levante cabeza? «

A veces nos quedamos en lo superficial, en el hecho, en lo que nos pasa y al hacerlo nos estaríamos quedando en el rellano sin darnos cuenta que lo sustancial está dentro. Creemos que con manifestar nuestra queja es suficiente pero desgraciadamente muchas veces no es así, ya que, “no nos daña lo que contamos sino lo que callamos».
No nos damos cuenta que casi el 95% de nuestra vida la vivimos de manera inconsciente.

Nos quedamos tan panchos y creemos que, con decir, «es que yo soy así; todo lo malo siempre me pasa a mí; no le importo a nadie; todo el mundo se aprovecha de mí, …».

Que importante es parar, observar realmente lo que nos está pasando, sin emitir juicios, simplemente parar, y preguntarte ¿cómo me relaciono con los demás, o qué espero de ellos?

«Cuidado con lo que toleras porque estás enseñando como tratarte».

Otra preguntar podría ser:

¿Cómo te tratas a ti mismo? Quizás te darías cuenta que de la manera en la que tú mismo te tratas estás proyectando como deben tratarte los demás.

Tratarnos bien, significa ser tolerantes, comprensivos, amorosos y complacientes con nosotros mismos; sin embargo, a veces parece ser un desafío, sobre todo cuando la óptica con la que medimos nuestros aciertos y nuestros errores está abismal-mente alejada de la mirada con la que medimos a los demás.

Recuerda siempre:
«Mientras vivas, sigue aprendiendo a vivir»
«Importa mucho más lo que tu pienses de ti que lo que opinen los demás«, (Séneca).

Besos y Abrazos
Montse Parejo

Para estar bien, es importante saber estar bien con uno mism@.


La vida te lleva muchas veces a volver a empezar. Nunca, nunca deja de sorprenderte. Te puedes caer y si esto te ocurre tendrás que buscar la manera de levantarte, quizás más veces de las que uno querría.

¿Te has planteado alguna vez que la manera en la que decides responder a las dificultades que la vida te plantea día a día, influye en el resultado?

El ser humano a lo largo de su vida atraviesa momentos difíciles, ojalá no vinieran, pero todos sabemos que vienen ¡y vaya que si vienen! Es muy difícil no encontrar a nadie que no tenga heridas. Podríamos decir que las derrotas, los fracasos y como encajarlos es algo fundamental en la vida de una persona ya que no podremos ser felices si no aprendemos a superar los avatares que nos toquen vivir.

Continuamente creemos que la felicidad está relacionada con tener estabilidad económica, profesional, social, afectiva o tener prestigio, o cosas materiales, o muchos amigos, … Y no nos damos cuenta de que la felicidad está íntimamente relacionada con el sentido que le damos a nuestra vida, a nuestra existencia.

Mucha gente me pregunta ¿“qué sentido tiene mi vida con lo que me ha pasado?”

La respuesta nunca está afuera, la respuesta siempre está en ti. El sentido que tenga tu vida será el que tú le des, tengas o estés pasando el momento que sea.

La felicidad no parte o depende de lo que tengas, sobre todo radica, en que opinión tengas de ti, si te sientes en paz contigo mism@, si agradeces cada día como una oportunidad para dar tú mejor versión, si te reconciliaste contigo y viste que no había nada en ti que no fuera digno, la felicidad tiene más que ver con darnos cuenta de nuestra vida, de nuestra presencia. Yo puedo ser feliz, sintiéndome triste o decepcionada. La situación que te toque vivir, no te define como persona, solo define el momento que estás transitando.

Solo existe un antídoto contra el sufrimiento, el dolor o la enfermedad y ese es el amor.

Besos y Abrazos 🙏❤️😘😘😘