Que importante es recordar que, desde mi momento presente, no puedo condenar…


Que importante es recordar que, desde mi momento presente, no puedo condenar a quien fui en el pasado por la sencilla razón de que aquella a quien ahora juzgo y repruebo es otra persona. Actuamos siempre conforme a la sabiduría que tenemos en cada momento, y si actuamos mal, al menos en ese punto había ignorancia. Es absurdo condenar la ignorancia pasada desde la sabiduría presente.

Aceptar la vida


Solo sufrimos porque pensamos que las cosas “deberían” ser de otra manera. En cuanto abandonamos esta pretensión, dejamos de sufrir. En cuanto dejamos de imponer nuestros esquemas de la realidad, la realidad deja de presentarse adversa o propensa y comienza a manifestarse tal cual es, sin ese patrón valorativo que nos impide acceder a ella. La regla general que se puede aplicar a todo en nuestra vida es la siguiente: “Si no aceptas que existe la posibilidad de cometer errores, no vas a conseguir progresar demasiado”, M. Wilkins.

Hola


Dicen que no existe la falta de tiempo, que existe la falta de interés, porque cuando la gente realmente quiere, la madrugada se vuelve día, martes se vuelve sábado y un momento se vuelve una oportunidad. También dicen que quién mucho espera, se decepciona y sufre. Así que tenemos que revisar nuestras expectativas y meternos en la cabeza aquello de “No esperes nada de nadie, espéralo de TI” Por eso me he hecho la firme promesa de “Serme fiel y respetarme, en la alegría y en la pena, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida”.

APRENDIZAJES DE VIDA


Cualquier persona, situación o experiencia, que esté destinada a cruzar tu vida, lo hará…Bien sea para una hora, o para toda una vida. Aprender y comprender, que nada nos pertenece, nos lleva a disfrutar de todo aquello que nos aporta aprendizaje, sabiduría, felicidad y serenidad…No te ahogues en un mar inexistente; deja que las aguas fluyan y que la corriente de tus experiencias, te lleven a los lugares más fascinantes del mundo. Sumérgete en el reto, que la propia vida te ofrece cada día. Mientras tanto, respira… y da gracias por todo lo maravilloso que tienes ante ti. Porque hay tantas verdades como personas conocerás y cada cual tiene su propia historia, y su propio tesoro por rescatar. Recuerda, que lo que nunca ha tenido sentido para ti; de repente, toma vida propia y se coloca con una exquisita precisión, en el lugar al que siempre perteneció. Nunca olvides, que solo depende de ti, hacer del resto de tu vida, lo mejor de tu vida…Rosa Vidal Ross, 2014.

El dar y el recibir


Atrevernos a pedir ayuda es un acto de valentía y no de cobardía como muchos piensan.

Un niño pequeño intentaba, con mucha dificultad y sin éxito, levantar una pesada piedra. Su padre, observando el fracaso de su hijo, le preguntó: – “Estás usando toda tu fuerza?” – “Sí,” respondió el niño con impaciencia. – “No, no lo estás haciendo,” contestó el padre. “Yo estoy aquí esperando, y aún no me has pedido que te ayude.”

En ocasiones, debemos dejar de lado nuestro orgullo y nuestra “fuerza” para poder pedir ayuda a las personas que nos rodean. Deberíamos aprender que no siempre podremos resolver todos los problemas solos. El “dar” y el “recibir” ayuda es un aprendizaje importante para la vida.

Hola


De repente todo se vuelve tan simple que asusta. Perdemos las necesidades, se reduce el equipaje. Las opiniones de los demás, son realmente de los demás, incluso si son sobre nosotros; no importa. Abandonamos las certezas porque ya no estamos seguros de nada. Y no nos hace falta. Vivimos de acuerdo con lo que sentimos. Dejamos de juzgar, porque ya no hay bien o mal, sino más bien la vida que eligió cada uno. Finalmente entendemos que todo lo que importa es tener paz y tranquilidad, es vivir sin miedo, es hacer lo que alegra el corazón en ese momento. Y nada más.

Cuando descubrimos todo eso es cuando llega la satisfacción plena. La verdadera felicidad”.

PSICONEUROINMUNOLOGÍA


Es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. El pensamiento y la palabra interactúan con el organismo y producen cambios físicos muy profundos. Hasta ahora lo decían los iluminados, los meditadores y los sabios; ahora también lo dice la ciencia: son nuestros pensamientos los que en gran medida han creado y crean continuamente nuestro mundo. “Conforme a cómo nos hablamos a nosotros mismos, moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado. No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos”. Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretación de la realidad. ¿Podemos cambiar nuestro cerebro con buenas palabras? Ya lo dijo el Dr. Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906,: “Todo ser humano si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”. No somos conscientes del poder que tienen nuestros pensamientos y nuestras emociones, Cada célula de tu cuerpo reacciona a todo lo que dice tu mente. Sigmund Freud dijo: “Las emociones no expresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y

germinan posteriormente en peores formas” Y su discipulo Carl Jung también nos habla de lo mismo: “La enfermedad es el esfuerzo de la naturaleza para curar al hombre”.

SOLO PUEDES CONFIAR EN TI MISMA.


Es fundamental que esa confianza provenga de tu interior. Si confías en ti misma, podrás confiar en la gente y en la existencia. Pero si no confías en ti, entonces no podrás confiar en nada. Osho Recuerda: Se necesita solo una persona para cambiar tu vida y esa persona eres TU.

Volver a levantarse


Que cierto es que la vida nos pone obstáculos, pero los límites nos lo ponemos cada uno de nosotros. No deja de asombrarme como el “miedo” sigue gobernando nuestras vidas, yo no soy menos ni más que nadie, pero he tomado conciencia de mis miedos y de esto ya he tenido suficiente. Ahora permito que sean otros sentimientos los que convivan conmigo: la confianza, la ilusión, la esperanza y sobre todo la valentía. He decidido no presionar al tiempo. Si algo debe pasar, pasará. Y si no, pues no lo hará. Creo que nos acomodamos en nuestra zona de confort, no queremos poner en peligro la tranquilidad que ahora podemos llegar a sentir por miedo a volver a sufrir, para mí esto es cómo mantenerse vivo, pero no vivir. Yo elijo no dejar de sentir ni de amar de la manera que lo hago, por mucho dolor que haya vivido, por mucho que la vida a veces me haya desgarrado, en este levantarme y continuar, he aprendido que el sufrimiento es una elección por eso decido vivir mi momento presente, mi aquí y ahora, desde mi serenidad, desde mi tranquilidad pero sintiéndome VIVA, no pensando en el mañana sino en el HOY, permitiendo que las cosas ocurran de una manera natural, sin planear nada, sin esperar nada, creo que así es como suceden las mejores cosas… Vuelvo a levantarme, sacudirme y continuar…

SIN CULPA


Todos nos hemos culpado de algo, es natural. Todos hemos pensado que si no hubiéramos hecho tal cosa hubiéramos podido evitar lo que pasó. La culpa es un sentimiento horrible, pero es mil veces más horrible cuando la culpa que se siente es hacia uno mismo. Nos guste o no, ya lo hicimos. Nos guste o no, ya pasó. Y hoy por hoy, no hay una forma conocida de regresar el tiempo y evitar que las cosas pasen. Entonces, ¿qué sigue? Lo que sigue es aceptar que lo hiciste, tal vez en ese momento era justamente lo que querías, tal vez fue sólo un accidente o simplemente era algo que tenía que pasar. Y perdonarte, todo lo que sucedió era lo que, inteligentemente, la vida traía para tu aprendizaje.

Como decía Seneca: “Una persona que se siente culpable, se convierte en su propio verdugo”. Un abrazo y buena semana para todos y si es sin culpas mejor que mejor.

Texto de Ángeles Rodeiro