Desde que empecé mi actividad psicológica con pacientes con cáncer, me apasiono el uso del relato para exponer otra forma de vivir nuestra vida, nuevas ideas, nuevos caminos, donde el paciente de una forma muy sutil pudiera externalizar sus problemas sin sentirse intimidado a través de la metáfora. Siempre estos relatos los he acompañado de una reflexión para acercar al paciente y a su familia, contenidos psicológicos.

Todo esto me llevo a crear en el 2009 mi blog “Relatos para pensar” www.losrelatosdemontse.blogspot.com y en el 2015 a la publicación de mi primer libro “Relatos para pensar y crecer”.

Y hoy en junio del 2018 me permito la licencia de crear un espacio más interactivo, que os permita tener un trato más directo conmigo.

Relatos

Leer online



Esta mañana desperté emocionada con todas las cosas que tengo que hacer antes de que el reloj marque la medianoche. Tengo responsabilidades que cumplir hoy. SOY IMPORTANTE. Mi trabajo es escoger que clase de día voy a tener. Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso, o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas gratis. Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero, o puedo estar contento de que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia. Hoy puedo quejarme de mi salud, o puedo regocijarme de que estoy viva. Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo, o puedo sentirme agradecida de que me permitieran haber nacido. Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas, o puedo celebrar que las espinas tienen rosas. Hoy […]

Déjame que te cuente un cuento…. Había una vez un hombre que estaba decidido a disfrutar de la vida. Él creía que para eso debía tener suficiente dinero. Había pensado que no existe el verdadero placer mientras éste deba ser interrumpido por el indeseable hecho de tener que dedicarse a ganar dinero. Pensó, ya que era tan ordenado, que debía dividir su vida para no distraerse en ninguno de los dos procesos: primero ganaría dinero y luego disfrutaría de los placeres que deseara. Evaluó que un millón de dólares sería suficiente para vivir toda la vida tranquilo. El hombre dedicó todo su esfuerzo a producir y acumular riquezas. Durante años, cada viernes abría su libro de cuentas y sumaba sus bienes. –    Cuando llegue al millón- se dijo- no trabajaré más. Será el momento del goce y la diversión. No debo […]

Cuenta un viejo chiste que en un pequeño pueblo se desató una tormenta tal que el río se desbordó y lo inundó todo por completo. Los habitantes escapaban como podían, pero el sacerdote, que siempre había sido un hombre de gran fe, permanecía en la entrada de la parroquia rezando a Dios para que lo sacase de allí. En ese momento, pasaba por allí un hombre conduciendo una camioneta que le gritó: – ¡Padre, venga, que el agua sigue subiendo! – No te preocupes, hijo- respondió el sacerdote- , Dios me salvará. El nivel del agua seguía creciendo y el sacerdote, con el agua hasta la cintura, continuaba rezando. Pasó entonces un bote de remos con varios hombres, que le gritaron que subiera. El sacerdote respondió con firmeza: – Id vosotros, no os preocupéis más por mí, que Dios me salvará. Los hombres […]