Desde que empecé mi actividad psicológica con pacientes con cáncer, me apasiono el uso del relato para exponer otra forma de vivir nuestra vida, nuevas ideas, nuevos caminos, donde el paciente de una forma muy sutil pudiera externalizar sus problemas sin sentirse intimidado a través de la metáfora. Siempre estos relatos los he acompañado de una reflexión para acercar al paciente y a su familia, contenidos psicológicos.

Todo esto me llevo a crear en el 2009 mi blog “Relatos para pensar” www.losrelatosdemontse.blogspot.com y en el 2015 a la publicación de mi primer libro “Relatos para pensar y crecer”.

Y hoy en junio del 2018 me permito la licencia de crear un espacio más interactivo, que os permita tener un trato más directo conmigo.

Relatos

Leer online



Paseaban el maestro y el aprendiz por el bosque y de pronto el maestro le dijo al alumno: “¿ves esa bellota? Cógela”. El alumno la cogió, y ambos siguieron andando. De pronto se encontraron con un arbolito pequeñito y el maestro le dijo al alumno: “¿ves ese arbolito? Trata de arrancarlo”. El alumno tras mucho esfuerzo al fin lo logró. Siguieron andando y se toparon de frente con un inmenso roble grande y frondoso, con tronco grueso y raíces profundas. El maestro le dijo al alumno: “¿Ves ese roble? Arráncalo”. El alumno miró al maestro extrañado y le dijo: “maestro si con el arbolito casi no pude, ¿cómo voy a poder arrancar este roble?”. El maestro contestó: “tus hábitos son como ese roble, cuando están muy profundamente arraigados es prácticamente imposible cambiarlos. Todo empieza con esa diminuta bellota que llevas […]

Hu-Ssong, propuso a sus discípulos el siguiente relato:“Un hombre iba por un camino y tropezó con una gran piedra. La recogió y la llevó consigo. Poco después tropezó con otra, igualmente la cargó. Todas las piedras con las que iba tropezando las fue cargando, hasta que aquel peso se volvió tan insoportable que el hombre ya no pudo caminar”– ¿Qué piensan ustedes de este hombre?, les preguntó el maestro.– “Qué es un necio”, respondió uno de los discípulos. “¿Para qué cargaba las piedras con que tropezaba?”Dijo Hu-Ssong:– “Eso es lo que hacen aquellos que cargan las ofensas que otros les han hecho, los agravios sufridos, y aun la amargura de las propias equivocaciones. Todo eso lo debemos dejar atrás, y no cargar las pesadas piedras del rencor contra los demás o contra nosotros mismos. Si hacemos a un lado esa […]

Cuando una langosta sale del mar y se queda entre las rocas, no tiene el instinto ni la energía suficiente para ir de vuelta al mar. La langosta espera que una ola venga hacia ella y la devuelva al agua, y si no viene, se queda dónde está y se muere. La langosta se queda inmóvil, expectante, solo espera que la ola la lleve de regreso a su hábitat sin saber, ni plantearse que con un pequeño impulso podría alcanzar su objetivo. Podríamos decir que el mundo está lleno de “humanos langostas”. Personas que vararon en las rocas de la indecisión, de la desidia, y que, en vez de avanzar con su propia energía, están esperando una gran ola, que haga que su suerte cambie y los devuelvan al mar.Extraído de la poesía del Dr. Orison Swett Marden Reflexión Todos […]