Reflexiones

¡Gracias!

Por todas las veces que:
    • Has compartido en tus redes sociales mi trabajo.
    • Por recomendarme.
    • Por decir que te gusta lo que hago.
    • Por tus comentarios.

Gracias de corazón, ya que sin ti, mi trabajo no tendría sentido.
No dejes de compartir.

El amor no abriga resentimientos

Lo que ocurre cuando abandonamos los resentimientos:
«Trata de imaginarte a ti mismo completamente en paz
con todo el mundo y con todas las cosas,
a salvo en un mundo que te protege y te ama,
y al que tú, a su vez, amas.

Siente como la seguridad te rodea, te envuelve y te sustenta.

Trata de creer, por muy brevemente que sea,
que no hay nada que pueda causarte daño alguno.

Y di para tus adentros:
«El Amor no abriga resentimientos».
Y así será.

Besos y Abrazos