«Ya vienen las elecciones»

Señores políticos, dedíquense a trabajar por nuestro país, ésta nuestra España, que es grande, rica por sus regiones y por su gran diversidad, en la que ninguna de sus comunidades es mejor que la otra, sino que entre todas suman la España que todos conformamos.

A todos ustedes,  se les llena la boca diciendo que quieren lo mejor, pero ninguno admite y se da cuenta de que independientemente de su ideología, España, la conformamos «todos», los del PSOE, los del PP, Ciudadanos, Unidas Podemos, VOX,… No se trata de gobernar para unos sino para todos.

Antes el político era vocacional, ahora se ha convertido en un puesto de trabajo en el que cada cual, va buscando sus intereses sin importarles los de su país.

Que cierto es que no podemos dejar de tener creencias, pero el «mapa», señores políticos, no es el territorio. Independientemente del partido que cada cual represente, todos y cada uno deberían de abogar por lo mejor para esta nación, sin olvidarse, claro está, de los logros que se han ido consiguiendo a lo largo de nuestra historia, donde se ha procurado reconocer los derechos de todos.

Nadie debería discriminar a nadie por su condición sexual, ni tan siquiera, cuando alguien dice que él, respeta al homosexual. Cuando escucho esto, me resulta de una arrogancia tal, que me lleva a plantearles, ¿qué has tenido que hacer tú para que a ti te respeten? ¿Ser heterosexual, ser blanco, ser de derechas o de izquierdas…? La respuesta es ¡Nada!, ¡verdad! Ni tan siquiera te lo cuestionas.

Dejémonos de creencias y de creer saber qué es lo mejor para los demás. Los adoctrinamientos nunca fueron buenos, aprender de la riqueza que aporta la diferencia es un paso importante, pero esto, es algo que nos resulta muy difícil de aceptar.

Aprendamos de nuestros errores, nadie es más que nadie, sería bueno empezar a reconocer que las persona que tienen otra tendencia, otra forma de ver las cosas, es exactamente igual que tú.

Hemos dado grandes pasos, en medicina, hemos pasado de un modelo paternalista a otro bien distinto, al deliberativo, donde la opinión del paciente también cuenta.

Hemos aprobado leyes donde la unión entre dos personas del mismo sexo ya es una realidad, nos guste o no ya es un hecho, no demos pasos para atrás, gracias a esto muchas parejas pueden ejercer su papel cuando uno de los dos enferma, parecerá una chorrada, pero hasta que no ves la importancia que tiene el reconocimiento legal de esta unión, no atacaríamos tanto este frente.

El respeto es algo que deberíamos de obtener simplemente porque todos somos personas. Otra cosa son las opiniones que cada cual tenga, no todas las opiniones ni mucho menos son respetables.

Señores, la diversidad es una realidad y nos guste o no, forma parte de nuestra vida. Si o sí,  estamos llamados a “entendernos” porque sino, siempre habrá trifulca, resentimientos, odios, verdugos y víctimas.

Quizás sea muy ilusa al manifestar esto, algunos me han llegado a decir, que esto es querer vivir en los mundos de «yupi». Pues si vivir en el amor, el respeto, la cordialidad, la tolerancia, es vivir en los mundos de «yupi», pues qué maravilla de mundo si nos permitiéramos hacer algo distinto de lo que hasta ahora hemos hecho.

Ya lo decía Carl Jung:
«Si queremos obtener resultados distintos, tendremos que empezar por hacer cosas distintas”.

Amar lo que nos gusta no tiene ningún mérito, en cambio, amar lo que no nos gusta con lleva un esfuerzo, un trabajo, pero sobre todo, conlleva «tolerancia y respeto».

La grandeza radica en el “Amor”, amar al prójimo.

Ojalá nos paremos y tomemos conciencia, cada uno en la parcela que le toque.

“Solo se puede vivir en el absurdo o en la mística. A lo absurdo no le pidas coherencia porque eso no te dejará vivir”.

Besos y Abrazos
Montse Parejo

2 comentarios
    • Raquel
      Raquel Dice:

      Estoy contigo Montse, tomemos conciencia de esto en particular y de la vida en general.
      Me gusta leerte.

      Respuesta de Montse:
      Gracias Raquel.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *