Tú y el miedo

El miedo es una fabricación nuestra y se alimenta de la atención que le damos. “Donde ponemos nuestra atención, ponemos nuestra energía”. No nos damos cuenta, pero somos nosotros mismos los que nos contamos una historia de terror, haciendo que nos muramos literalmente de miedo, sin darnos cuenta de que nada de eso que yo estoy pensando, está ocurriendo.

Sería bueno, dejar de ser espectadores de nuestra vida, muchas veces, nos sumergimos en nuestros miedos, y nos dedicamos a ver como el “otro” ya sea mi parej@, compañer@, o… quién sea, hace o no hace…; si somos honestos con nosotros mismos, la mayoría de las veces, no vemos lo que está ocurriendo sino que a través de los actos de los demás nos dedicamos a imaginar que nuestra vida se va a al traste, o nos sentimos perdid@s, sin darnos cuenta que independientemente de lo que ocurra, no estás haciendo nada, solo contemplando como un observad@r como transcurre tu vida, en función a como se mueven los demás,  sintiéndote maltratad@, o ignorad@. Es hora de hacernos responsables de nosotr@s y dejar de manipular nuestro entorno para evitar que eso a lo que le tengo tanto miedo, ocurra.

“Cuantos más apegos dejes caer por el camino de la vida…Más cerca estarás de encontrarte a Ti mism@”.

Besos y Abrazos

Montse

2 comentarios
  1. Maria
    Maria Dice:

    Sinceramente es muy cierto que continuamente vamos inventando el capítulo de nuestra vida de forma negativa en función de como suceden las cosas a nuestro alrededor

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *