No te olvides de ti

Solo cuando estás bien contigo puedes estar bien con los demás.

Solo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.

Necesitas valorarte para valorar,
amarte para amar,
respetarte para respetar,
y aceptarte para aceptar,
ya que nadie da lo que no tiene dentro de sí.

Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía que sólo trae frustración.

Un sabio dijo:

«No te hagas pedazos por mantener a los demás completos».

Besos y Abrazos

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *