¿Sobre proteger es des proteger?

La sobre protección que se está realizando con la juventud de este país es brutal. Estamos tan preocupados en evitar que se frustren, que a la primera de cambio suelen obtener lo que ellos demandan. Nos esmeramos para que no tengan dificultades y sin querer, les estamos haciendo creer que todo en la vida es fácil, accesible y que lo tendrán todo a la mano.

Siento decirles que desgraciadamente esto no es verdad, así lo único que vamos a conseguir es hacerles más indefensos, débiles y no capaces de resolver sus propios conflictos.

¡Cuanto miedo tienen los padres a que su hijo fracase!

Muchos no se permiten ni tan siquiera que su hijo pueda suspender y mucho menos repetir, tratan de
hacer lo imposible para que esto, no ocurra.

Uno de los grandes problemas es que tendemos a ayudarles muy rápido, los elogiamos con mucha facilidad y los premiamos a la más mínima que hagan.

Aunque estemos en la era de la tecnología, a la que todos de una manera u otra nos hemos tenido que adaptar. Les estamos haciendo creer que “Internet”, les podrá resolver sus problemas, por eso tratamos de adaptarnos a ellos, creando “app” para que puedan encontrarlo todo más fácil, sin la necesidad de tener que pedir nada. Ellos son los que se «auto-medican» y gestionan lo que creen
que es bueno para ellos, sin contrastar la información que reciben, ¡si lo indica la red! Eso va a misa y creo que tampoco esto, es lo mejor ni más adecuado para ellos, ya que no todas las respuestas las van a poder encontrar en la tecnología.

Cada día nos encontramos con más problemas en las relaciones entre personas, no sabemos comunicarnos, ni expresar lo que sentimos ya que cada vez la comunicación es menor.

Por mucho que te “desvivas” por tus hijos, tendrás que asumir que son ellos los que tienen que asumir los riesgos para así aprender y poder enfrentarse a los conflictos que la vida les presente. No siempre van a estar para sacarles las castañas del fuego.

Me encanta esta frase de Tim Elmore:
“Debemos preparar a los niños para el camino, no el camino para los niños”.

Besos y Abrazos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *