¿Qué pasará?

Cuando nos diagnostican una enfermedad grave, es importante evitar pensamientos de pánico para no entrar en caos. Tener presente que se dispone de tiempo para meditar las cosas y que no se debe tomar decisiones apresuradas. Es vital, rodearse y protegerse de personas que nos puedan ayudar, evitando aquellas otras que tildan todo de negativo. Debemos saber que se ha llegado a una bifurcación en nuestro camino, nos podemos someter a esa experiencia indeseable, padecer la situación, o trascenderla con la garantía de que nuestra vida se enriquecerá. Como ven, nos podemos abrir a una transformación tanto positiva, como también negativa. Lo más importante, es que nos podemos hacer cargo, por lo menos del rumbo que queremos tomar. El poder más importante que todos tenemos es el de “Elegir”.

“La vida es una enfermedad terminal”, con muy mala prognosis, no hay forma de salvarse. Si estas vivo te vas a terminar muriendo y a todos nos pasará lo mismo.

Piensen en la cantidad de veces que explican sus vidas basada en factores externos. La vida no pasa para afuera, la vida pasa por las decisiones que “YO” tomo frente a las circunstancias.

Besos y abrazos

1 comentario
  1. Próspera
    Próspera Dice:

    Extraordinario, como siempre hijaa, no sabes la suerte que tengo de haberme puesto en tus manos, cada vez me alegrooo mucho más!!!😘😘

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *