¿Qué opinión tienes de ti?

Cuando somos capaces de pararnos y observar de otra manera lo que nos pasa, podremos ver porque se nos repite una y otra vez algo que nos hace daño o que nos gustaría que no volviese a pasar.
“Si no te gusta lo que recibes pregúntate que estás dando”.

Muchos no llegan a entender esta expresión porque sienten que ellos lo han dado todo, pero no se dan cuenta que no se está refiriendo a lo que das a los demás, sino a lo que te das a ti mismo.
«Si no te gusta lo que recibes, pregúntate que te estás dando».

Lo primero sería retar las creencias que tienes sobre ti, que ideas te gobiernan,….

¿Cómo te sientes tratado por la vida?

Es muy importante que te des cuenta que te has identificado plenamente con el personaje que crees que te ha tocado vivir (tu sentimiento de que no le importas a nadie, o el de no valer,…) , repitiendo una y otra vez los mismos obstáculos, sin tener la posibilidad de entender por qué suceden, o qué te están mostrando.

Este es un trabajo muy profundo y sumamente valioso.

No somos tan solo un cuerpo, un nombre, una profesión. Hay mucho más de nosotros que no hemos podido ver todavía.

Recuerda, “para”, si no te paras a veces la vida de un modo u otro lo hará, aunque tú no quieras.

“Observate”, “pregúntate”, ¿cómo te sientes, que te dices a ti mismo de cualquier situación o como te sientes tratado por los demás?

Esto es algo que todos hacemos de manera inconsciente, si te paras y escuchas lo que te dices, verás tus carencias. Carencias que se empiezan a manifestar desde nuestra infancia.

Quizás te has podido sentir «víctima», culpando a los demás de la persona en la que te has convertido.

Acuérdate que el único responsable que hay es uno mismo.

Cuando ves el concepto que has creado de ti, de ser un «mierda» o de lo que sea,.. te das cuenta que has intentado de una manera u otra que los demás te vean o se sientan orgullosos, o de que te amen o te respeten y si esto no lo has obtenido habrás mal gastado mucha energía y lo habrás vivido con mucho sufrimiento, repitiendo una y otra vez tu deseo de desaparecer o de huir de tu vida.

Darnos cuenta de lo que creemos ser, marca una gran diferencia para conducirnos en nuestra vida.

Besos y Abrazos

Foto: Atardecer en Sanlúcar de Barrmeda (Cádiz)

3 comentarios
  1. Isabel Ríos
    Isabel Ríos Dice:

    Maravilloso mensaje Montse, parar y mirar dentro. Qué difícil es mirar adentro y descubrir quiénes somos en realidad. Ese ego que nos impide….lo importante darte cuenta que eso que crees de ti, no eres tú.❤❤❤❤

    Respuesta de Montse:
    Gracias Isa ❤❤😘😘

    Responder
  2. Chary Otero
    Chary Otero Dice:

    Me ha encantado Montse…
    Una gran verdad y difícil tarea…
    Mirarnos, querernos, ver que nos estamos dando pero si se quiere se puede…
    Muchas gracias
    Mil besos👍🏻😘😘😘

    Responder
  3. José Pecci
    José Pecci Dice:

    Estos argumentos que Montse nos regala, a mi me cala hondo. Es que no es solo la creencia de que seamos menos si también la de creernos más…
    En este proceso de reaprendizaje voy cada vez interiorizando algo nuevo y muy profundo, terrenos que siempre me producían miedos, y es; la posibilidad del pensamiento neutro y la aceptación del ser que somos.
    Gracias Montse por elegir acompañarme.

    Respuesta de Montse:
    Gracias a ti José, por confiar en mí, por querer seguir aprendiendo, siempre te digo y diré lo mismo, yo a todos os aporto lo mismo, unos realizáis una transformación y otros no, la clave, la respuesta no la tiene el terapeuta sino el alumno.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *