Dejar de juzgar «te»

Que importante es recordar que,
desde mi momento presente,
no puedo condenar a quien fui en el pasado
por la sencilla razón de que aquella
a quien ahora juzgo y repruebo es otra persona.

Actuamos siempre conforme a la sabiduría
que tenemos en cada momento,
y si actuamos mal,
al menos en ese punto había ignorancia.

Es absurdo condenar la ignorancia pasada desde la sabiduría presente.

Antes de juzgar «te» duramente
por tus acciones del pasado.
Recuerda, que lo que entonces sabías
no es lo que ahora conoces.

Besos y Abrazos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *