Que digan lo que digan

¿Han escuchado hablar del efecto espejo en nuestra relación con los demás?
Cuando alguien te dice que «no puedes», te podría decir que te está hablando de su falta de fe en sí mismo, pero para mí también puede tener otra connotación, sería la de que tú también te creyeras que «no puedes».Si fuese así, el «otro» te estaría mostrando tus miedos.

Si te dicen que «no vales», manifiestan sus miedos, sería como una confesión de falta del amor propio hacia ellos mismos, recuerda el dicho «Vemos la paja en el ojo ajeno y no vemos la viga en el nuestro», aquí os podría asegurar que pasaría lo mismo que en el anterior caso, «no vales» puede indicar como digo, la falta del amor del otro, pero si al recibir está manifestación, te duele, no un poquito sino mucho, he de decirte que eres tú el que no te valoras, no te amas.

Si te dicen, «no mereces», no sería otra cosa que la necesidad que el otro tiene de reconocimiento, que no dejaría de ser como en los casos anteriores. Recuerda siempre, si te duele este comentario, no porque el otro tenga o no tenga razón, sino porque te ha provocado a «ti» dolor, te estaría mostrando tú necesidad de querer ser reconocido.

Todos buscamos la aprobación de los demás pero en está búsqueda nos podemos perder y mucho. No te olvides nunca que el que tiene que aprobar, o ver bien lo que haces, eres tú. El «otro», te puede estar manifestando sus miedos, sus creencias, su falta de valor pero si le haces caso, habrás dejado de querer ser tú, para vivir la misma vida del otro.

La sombra de los demás, nos pueden hacer mirar las nuestras.
Todos estamos llenitos de «luces y de sombras» pero es en nuestras sombras donde más aprendemos de nosotros mismos.

Besos y Abrazos

1 comentario
  1. Jose Pecci
    Jose Pecci Dice:

    Jamás lo he visto con tanta claridad como hasta ahora. Gracias Montse por ayudarnos a escojer el camino que nos lleva hacia dentro de nosotros mismos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *