No dejes de vivir

La vida es más simple de lo que pensamos, ya que solo nos pide que vivamos lo que estamos viviendo, sin darnos cuenta de que somos nosotros los que decidimos «esto u lo otro no me tenía que haber pasado».

No importa si lo que estás viviendo lo vives bien o mal, sino «si te lo permites vivir», ya sea lo que sea, recuerda que ese momento no te define.

Asumir y aceptar que las opiniones de los demás, son realmente de los demás, incluso si son sobre ti, no te detengas en esa pelea porque no vas a conseguir que el «otro» cambie su opinión.

Entender que lo que realmente importa es, tener paz y tranquilidad, vivir sin miedo, y sobre todo permitirte hacer lo que alegre a tu corazón. Y nada más.

Besos y Abrazos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *