Meditar

Muchas veces, el deseo de meditar nace de evitar que se apoderen de nosotros emociones y sentimientos que nos desagradan. Entonces, la meditación se vuelve algo importantísimo y hasta se programan rutinas para meditar.
Una mente meditativa es aquella que no le teme a lo que se siente y no escapa de ninguna emoción o sentimiento.
Una mente meditativa hace que la atención se quede sostenida en los sentidos y, simultáneamente, atendiendo a quien atiende.
¿Es la meditación, un ejercicio fundamental para que la mente se aquiete? Si! Pero si se sigue escapando de las sensaciones que no gustan, el conflicto interno, no va a cesar nunca y uno, mas que meditar, esta buscando escapar de todo aquello que le origina conflicto.
Al final nos convertimos en grandes escapista de lo que estamos sintiendo, sin darnos cuenta que al hacerlo, estamos escapando de uno mism@.
Besos y Abrazos
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *