La vida nos hace tambalear

La vida nos pone obstáculos en más ocasiones de las que uno querría, y cuando estos llegan, aparece la incertidumbre, los miedos, llevándonos a una situación desconocida, normalmente no deseada, pero los límites en la mayoría de los casos, te los terminas poniendo tú.

¡Claro que eres tú el que se cae!  Y también eres tú el que se tiene que levantar.

Todos nuestros actos, tienen consecuencias, unas las valoraras como buenas y otras como malas. Las malas, serán las que te hagan tambalear, caer y te mostrarán dolor, rabia, frustración,  tristeza…por no haber obtenido lo que tú esperabas.

A veces, por no decir siempre, el mayor dolor viene de las expectativas que te has generado con algo o con alguien.

Nos olvidamos que de una manera u otra siempre estamos tomando decisiones, incluso la de “no hacer nada”, es ya de por sí una decisión, pensamos que cómo no hemos hecho nada, no dije nada….esto no cuenta, pero vaya que sí cuenta.

Así que ponte ropa cómoda, porque en más ocasiones de las que tú querrías, te tocará levantarte, sacudirte para seguir caminando y poder continuar…y lo más importante o al menos para mí, es que en cada una de esas caídas, lleva un aprendizaje.

Si no lo aprendes, no te preocupes, ni te inquietes ya que la vida te dará tantas oportunidades como tú necesites, para aprender la lección que traía implícita.

Así que siempre, siempre, dependerá de ti seguir en el suelo o levantarte.

Besos y Abrazos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *