La vida es una aventura

Si vives con miedo, en realidad no vives.

Los pensamientos que tienes o bien refuerzan tu miedo o bien ensanchan tu amor. El amor crea más amor, se expande a sí mismo. El temor crea más temor, especialmente cuando está oculto. También generas más miedo cuando actúas por miedo.

La verdadera libertad consiste en hacer las cosas que más nos asustan. Atrévete y encontrarás la vida, en lugar de perderla. A veces vivir una vida segura, con mucho respeto a todos nuestros miedos, preocupaciones y ansiedades, es lo más peligroso que podemos hacer. No conviertas el temor en una parte permanente de tu vida: si te desprendes del miedo, o si al menos vives a pesar de él, verás que, sorprendente y paradójicamente, te sentirás seguro. Puedes aprender a amar sin titubeos, a hablar sin cautela y a protegerte sin estar a la defensiva.

Cuando dejamos atrás nuestros miedos, descubrimos una nueva vida. Finalmente conseguimos abandonar nuestros miedos gracias al amor.

Besos y Abrazos

2 comentarios
  1. JOSE PECCI
    JOSE PECCI Dice:

    La noche anterior antes de leer tu afortunada reflexión, Montse, mi mujer y yo reflexionamos tambien en ese sentido; ¿ casualidad ?.
    Al leer tu texto hoy tuvimos la sensación de que, quizas, estuvimos con tigo el día anterior, tratando esta misma idea sobre el miedo…
    Muchas gracias por conectar así con tus pacientes.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *