La resistencia

La resistencia sería un mecanismo que constituye una oposición a la realidad.
No solo nos incrementa el sufrimiento, sino que además nos impide avanzar, dejándonos bloqueados en el problema.

Aunque nos cueste creerlo, el problema, no es el verdadero problema sino la resistencia, la negación que creamos cuando se nos presenta un suceso no deseado.

Cuando te permites soltar esa resistencia, verás que tú negación a querer ver lo que te está pasando, es lo que te impide afrontar la situación, no es el problema en sí, la causa de tu sufrimiento.

Todos somos conocedores que la vida nos presenta experiencias dolorosas que no podremos eludir como las decepciones, separaciones, pérdidas, la enfermedad… que nos causan malestar. Cuando le añadimos al sufrimiento de estas experiencias una actitud de resistencia, generamos, sufrimiento al sufrimiento, de manera innecesaria.

No puedes elegir qué te va a deparar la vida, pero sí la manera de responder ante ello.

Nunca te olvides:

“Lo que resistes, persiste. Sólo cuando empezamos a aceptar, la situación cambia”.

Aceptar es soltar toda resistencia, es dejarse fluir en situaciones que no puedes cambiar, es dejar ir aquellas cosas que escapan de tus manos.

Centrarte en lo que “sí puedes hacer”, en vez de, “lo que me tendría que haber pasado”, es un cambio importante y necesario para seguir avanzando.

“La aceptación es cómo una puerta mágica que te permite cerrar los problemas y te permite abrir te a nuevas oportunidades”.

Besos y Abrazos

Imagen de muxote Potolo bat

3 comentarios
  1. Aurora
    Aurora Dice:

    Cuánta razón hay en esta reflexión. Cuán difícil es separar emoción de raciocinio y conseguir NO resistirse, dejar fluir.
    MUCHÍSIMAS GRACIAS.

    Responder
  2. José Pecci
    José Pecci Dice:

    Aceptar la vida tal como toca vivirla de manera neutra sería lo natural. Ahora veo que el programa mental es muy sutil y el sufrimiento está muy integrado en el. Ser consciente de ello ya es todo un avance pues podemos elegir. Es posible elegir paz en todas las situaciones pero no deja de ser un trabajo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *