El ego

Hay un dicho que dice “Cualquiera te puede insultar, pero nadie te puede ofender”. Lo cierto es que, quien se ofende y resiente es nuestro ego. Todos tenemos “ego” forma parte de nosotros, pero no somos conscientes que nosotros somos más que él. Vamos por la vida creyéndonos a pie juntillas todo lo que esta voz nos dice y nos vamos dejando llevar por ella, aún incluso cuando está nos lleva a las profundidades más tenebrosas. Sería necesario y bueno poder silenciar o al menos empezar a dudar de esa voz que llevamos dentro para sufrir menos y poder así empezar a vivir. Ese “yo” que está siempre hablándote rara vez para y rara vez está satisfecho, es un consumidor de problemas, cuando resuelves uno ya tiene otro en la cola. La voz de ego, nos confunde y nos aleja de nuestro verdadero ser, ya que impide que puedas sentir desde el corazón, desde la sencillez de tus emociones. El “ego” dice: Cuando soluciones todo, podrás estar en paz. Y el “Ser” dice: Cuando estés en paz, todo se solucionará.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *