Hola

Dicen que no existe la falta de tiempo, que existe la falta de interés, porque cuando la gente realmente quiere, la madrugada se vuelve día, martes se vuelve sábado y un momento se vuelve una oportunidad. También dicen que quién mucho espera, se decepciona y sufre. Así que tenemos que revisar nuestras expectativas y meternos en la cabeza aquello de «No esperes nada de nadie, espéralo de TI» Por eso me he hecho la firme promesa de «Serme fiel y respetarme, en la alegría y en la pena, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *