Amor es generosidad, nunca sacrificio

¡Estamos tan equivocados!

Nos han enseñado que si queremos a alguien nos tenemos que sacrificar por esa persona. Pero afortunadamente esto no es así. El sacrificio no es amor, sino un ataque.

Somos conocedores de muchas personas que nos cuentan sus desgracias y cuanto se sacrifican por el otro sin obtener lo que ellos desean, la felicidad.

No podemos negar que la idea del sacrificio la tenemos todos muy enraizada y muchas veces cuando sufrimos hay una parte de nosotros que cree que es bueno, porque nos sentimos de esta manera menos culpables.

Usando una cita de un UCDM (Un curso de milagros) lo podría resumir así:

“El sacrificio es un elemento tan esencial en nuestro sistema de pensamiento, que la idea de salvación sin tener que hacer algún sacrificio no significa nada para ti. Tu confusión entre lo que es sacrificio y lo que es el amor es tan aguda que te resulta imposible concebir el amor sin sacrificio. Y de lo que debes darte cuenta es de lo siguiente: el sacrificio no es amor, sino ataque. Sólo con que aceptes esta idea del sacrificio tu miedo al amor desaparecería. Una vez que se ha eliminado la idea del sacrificio ya no podrá seguir habiendo culpabilidad. Pues si hay sacrificio, alguien siempre tiene que pagar para que otro gane. Y la única cuestión pendiente es a qué precio y a cambio de qué”.

Recuerda:

“Algunas personas piensan que lo peor es perder a una persona que se quiere. Se equivocan. Lo peor es perderse uno mismo mientras se quiere demasiado”.

Besos y Abrazos

2 comentarios
  1. Aurora
    Aurora Dice:

    Interesante. Me ha gustado mucho el final, estoy de acuerdo. ¿Qué es un curso de milagros? Es la primera vez que leo esto.
    Gracias

    Respuesta de Montse:
    Aurora, un Curso de Milagros es una enseñanza espiritual, no dual. Cuyo objetivo es alcanzar un estado de Paz constante e inalterable que constituye nuestra naturaleza «Real» ya presente, a la que sin embargo, no parecemos tener acceso.
    Un Curso de Milagros, nos invita a cambiar la manera de percibir las cosas, no hemos venido a esta vida a sufrir.
    Cambiar nuestra manera de pensar es de todo menos fácil, por eso se le llama «Milagro».
    Gracias por seguirme, un abrazo inmenso

    Responder
  2. Jose Pecci
    Jose Pecci Dice:

    La idea del sacrificio va unida a la idea de sufrir, por lo que he experimentado hasta ahora. Si se experimenta la paz tan solo un instante es la prueba de que no hemos venido a sufrir puesto que la paz es real, está ahí, no hay que buscarla. El sufrimiento por tanto no existe solo lo creamos en nuestro sistema de creencias, estoy de acuerdo Montse; que dificil desmontar ese sistema… estamos juntos en el camino.
    Un abrazo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *