«Conversaciones con Dios»

Neale, el protagonista de la película, vive momentos difíciles, sin trabajo, sin familia, que se le complican con la lesión que le deja un accidente de coche. Ante tanta desgracia, Neale, le escribe una carta muy enfadado a Dios, la película también se podría haber llamando «Conversaciones con la vida».

Neale, tendrá dos caminos: abandonarse a su trágica suerte o reencontrarse consigo mismo y buscar, de otra manera, las respuestas para iniciar una nueva vida.