«El monje confundido»

Una bella animación del director e ilustrador Tom Long, titulada «The misguided monk» o «El monje confundido», nos trasmite un hermoso mensaje sobre el valor de la amistad, la meditación y la armonía. Aunque seas una persona dedicada a cuidar tu armonía interior, no debes olvidarte de abrirte a respetar a quienes están alrededor.

El cortometraje está protagonizado por un monje, que vive en un apartado templo, en una montaña de Asia; y un tierno perrito que interrumpe sus ejercicios de meditación que solo quiere jugar con él.

«The fall», «La caída».

Un cortometraje animado para luchar contra el cáncer.

Este cortometraje comienza con Nina, una niña que está jugando felizmente con su perro y de pronto se desmaya, comenzando así un viaje duro y complicado en su batalla contra el cáncer, que finalmente acaba con la niña recuperada.

Vencer al cáncer es más fácil cuando el amor te rodea, con esta frase han compartido este emotivo cortometraje, «The fall», «La caída», creado para un hospital oncológico de Brasil, un centro que ha querido cambiar su nombre para pasar a llamarse Hospital del Amor. Porque para ellos solo hay una cosa clara, y es que el amor es siempre más grande que el miedo.

La letra de la canción «Un corazón lleno de amor«, de Felipe Vassão y Rafa Kabelo, dice así:

Algunos dicen que nunca estarás solo.
Algunos dicen que las cosas no pueden salir mal.
Pero cuando te hundes de verdad.
A veces sientes que estas solo.
En la oscuridad te sientes solo.
En la oscuridad toda la esperanza desaparece.
Los sueños pasan a tu lado y se desvanecen.
Hace tanto frío, ahí perdido.
¿Quién puede soportar una caída tan profunda?
No hay sueños cuando estás tan abajo.
A veces sientes que estas solo
No te rindas, no te desmorones
Deja que el calor dentro de tu corazón, haga que empieces a subir.
Deja que el sol te guíe
Mientras que el amor llene tu corazón
Sabes que nunca te derrumbarás
Sabes que nunca te derrumbarás
Mientras el amor llene tu corazón.

Besos y Abrazos

En este extracto de película, podemos ver como sería una sección con un terapeuta que lleva a su paciente a que le hable desde la honestidad; le pregunta,  ¿desde cuando siente lo que siente? La lleva a confrontarla con su conflicto para que tome conciencia de que todo está en uno mismo.
Dura tan solo uno tres minutos pero merece la pena verlo.

Este cortometraje alemán «El Regalo» nos hace reflexionar sobre la importancia de las cosas sencillas, y de la aceptación y el amor propio.

Frases de la película «El camino del guerrero»


– Sé más de lo que piensas.
– Y piensas más de lo que sabes.

– El conocimiento no es igual a la sabiduría… La diferencia es que la sabiduría es hacerlo.

– La vida tiene 3 reglas, y tú ya las conoces… paradoja, humor y cambio.

– La vida es un misterio, no desperdicies tu tiempo tratando de entenderla.

– Mantén el sentido del humor, especialmente acerca de ti mismo… es una fuerza inconmensurable.

– No existen momentos vacíos, cada momento es único.

– El viaje es lo que nos da la felicidad, no el destino.

– ¿Dónde estás, Dan?
– Aquí.
– ¿Cuál es este momento?
– Ahora.
– ¿Qué eres tú?
– Este momento.

– Todos te dicen que hacer y qué es lo que te conviene. Nadie quiere que encuentres tus propias respuestas. Quieren que creas las de ellos.
– Déjame adivinar, usted quiere que crea las suyas.
– No, quiero que dejes de recibir información desde afuera de ti mismo… y empieces a recibirla desde adentro.

– La gente le tiene miedo a lo que tiene adentro, y en realidad es el único lugar en el que hallarán lo que necesitan.

– ¿Notaste lo efectivo que puede ser un buen apalanca-miento?
– Sí.
– ¿Qué pensarías si te dijera que de eso se trata tu entrenamiento, que de eso se trata toda tu vida?; de desarrollar la sabiduría para aplicar el apalanca-miento correcto, en el lugar adecuado en el momento adecuado.

– Cuando verdaderamente estés en el aquí y el ahora, te sorprenderá lo que puedes hacer, y lo bien que puedes hacerlo.

– ¿Qué clase de guerrero se entrena lavando baños?
– Cuando te conviertes en guerrero, meditas con cada acción.

– Lo único que tienes es este momento…

– ¿No crees que deberías de curar mi pierna en vez de mi corazón?
– Tal vez no creo que tu pierna sea lo único que está roto.

– ¿Qué hace uno… si no puede hacer aquello para lo que nació?
– Todo tiene una razón de ser, Dan… Incluso esto, y tienes que descubrirla.

– Nunca serás mejor, y nunca serás peor que otra persona.

– Todo lo que necesitas es tomar conciencia de tus elecciones… y responsabilizarte por tus acciones.

– Cada acción tiene su precio y su placer, al reconocer ambas partes un guerrero se hace realista y responsable de sus actos.

– Aquellos que son más difíciles de amar, son los que más lo necesitan.

– La muerte no es triste, lo triste es que la mayoría de la gente nunca llega a vivir.

– Un guerrero no renuncia a aquello que ama.

– La vida es elegir, puedes elegir ser una victima u otra cosa que quieras ser.

– No hay un empezar ni un detenerse… solo existe hacerlo.

– Prácticamente toda la humanidad sufre por lo mismo que tú Dan, si no obtienes lo que quieres sufres, y cuando consigues exactamente lo que querías…. de todos modos, sufres, porque no puedes conservarlo para siempre…

Yo libre, un viaje al instante presente


«No dejes pasar este instante, no porque no vaya a repetirse, sino porque no tiene sentido continuar posponiendo tu libertad«.

Es una película consciente que acompaña al espectador a revisar su vida y su forma de ver el mundo.

A la mayoría de las personas, hoy en día, les resulta muy difícil ver sin la distorsión de sus creencias inventadas, sin embargo, el momento presente es el instante en el que toda interpretación se desvanece.

De la mano de David del Rosario y Sergi Torres, surge esta invitación a reflexionar acerca de nosotros mismos y a darnos cuenta del inmenso potencial que ocultamos debajo de nuestras creencias.

El legado de Wayne Dyer


Hay personas que dejan huella, un legado tras de sí. El tipo de personas que cuando faltan se les echa de menos porque dejan un vacío y, para muchas personas, Wayne Dyer, fue una de ellas.

El doctor Wayne Dyer fue un autor y conferenciante de renombre internacional, reconocido por su larga trayectoria como un referente en el mundo del desarrollo personal y espiritual. Su primer libro y gran Best Seller publicado en 1976 fue Tus zonas erróneas, tras el cual llegaron más de 40 títulos de enorme éxito.

Si algo cabe destacar es, ante todo, su lado más espiritual, la importancia del autoconocimiento, del desarrollo personal para mejorar la relación con nosotros mismos; para estar en paz en el presente y sentirnos más conectados con nuestra esencia.

Te aconsejo que veas sus películas y videos, porque además de pasar un buen rato, seguro que podrás sacar algunas buenas lecciones de vida y, de paso, aquí te dejo algunos de sus pensamientos.

▷ Si cambias la manera en que miras las cosas, las cosas cambiarán.

▷ Existe una gran mentira: que estamos limitados. Los únicos límites que tenemos son los límites que nos creemos.

▷ No puedes controlar siempre lo que ocurre en el exterior, pero siempre puedes controlar lo que ocurre en el interior.

▷ El conflicto no puede sobrevivir si no lo alimentas.

▷ Tal como piensas así serás. No permitas que los pensamientos negativos aniden en tu mente, pon en ella aquello que sí deseas en tu vida.

▷ Nuestras vidas son una suma total de las decisiones que hemos tomado.

▷ El estado de tu vida no es más que un reflejo del estado de tu mente.

▷ Cuando puedas elegir entre tener razón y ser amable, elige ser amable.

▷La paz es el resultado de entrenar tu mente para procesar la vida tal como es, en lugar de como crees que debería ser.

▷ No eres lo que tienes, no te identifiques con tus logros; eres un ser humano, no un tener humano.

▷ La catástrofe que tanto te preocupa, a menudo resulta ser menos horrible en la realidad de lo que es en tu imaginación.

▷ Cuando juzgas a otro, no los defines, te defines a ti mismo.

▷ La forma más alta de ignorancia es cuando rechazas algo de lo que no sabes nada.

▷ Sé independiente de las opiniones de los demás, no necesitas la aprobación de los demás, sino tu propia aceptación.