Buenas!

Soy Montse Parejo, Psicóloga.

“Somos lo mismo”

Vivimos en una sociedad muy inconsciente.

La consciencia sería como esa vocecita interior que nos dice lo que está bien o lo que está mal, en función del dictamen que hace el ego de cada un@.

Cuando vivimos conectados con nuestra verdadera esencia nos inspira a dar lo mejor de nosotros mismos en cada momento y frente a cada situación, sin dejarnos llevar por ningún tipo de juicio moral de ningún tipo.

Al decir que somos lo mismo, me estoy refiriendo siempre a nivel de conciencia. Todos tenemos conciencia, pero no todos somos conscientes (parece lo mismo, pero no lo es).

A ti, si está crisis te está llevando a momentos de caos, porque no tienes para comer o no tienes como llevar ningún alimento a casa, por favor, no dudes en pedir al vecino, al bloque, a la autoridad, haz saber tu situación por mucha vergüenza que te pueda dar, el de al lado no podrá ayudarte porque desconoce tu situación. Hemos vivido sin importarnos lo que le pase a los demás, está crisis nos está llevando a humanizarnos y si podemos ayudar al prójimo con algún alimento pues mejor que mejor.

Si no pides no podremos ayudarte, por no saber quién lo necesita realmente y quién no.

Para poder ayudar, es necesario que nos dejemos ayudar.

Estamos llamados a Amar “nos”.

Besos y Abrazos cibernéticos.

El 4 de febrero, es el Día Mundial del Cáncer. La AECC, sigue en la labor de seguir concienciando a la sociedad de la importancia de la prevención y la promoción de la salud basada en los hábitos de vidas saludable y como no, en la implantación de programas de prevención precoz. El lema de este año, «Llámalo Cáncer», con la intención de desmitificar la enfermedad. Muchos ni tan siquiera se atreven a nombrarla, es hora de poder hablar de ella con más normalidad, aunque no nos guste, el Cáncer está en nuestro día a día. Es muy difícil no encontrar a una familia que no la tenga, la haya tenido o haya perdido a alguien por esta enfermedad.

Besos y Abrazos virtuales.

Con la colaboración de todos, no dudéis que lo lograremos.

El papel que juguemos cada uno de nosotros en está crisis, cuenta.

Besos y Abrazos

La reflexión viral de una psicóloga italiana que debería ver todo el mundo.

Os comparto este vídeo que trata de hacernos reflexionar de la situación que estamos viviendo actualmente con el Covid-19.

Cuidaos y como bien dicen, quedémonos en casa por el bien de tod@s.

Besos y Abrazos, ?♥️???

#yomequedoencasa

Texto: Francesca Morelli. Psicóloga italiana

Ahora o nunca

El argumento de la película se centra en dos hombres, Edward y Carter, a los que se les diagnostica un cáncer que acabará con sus vidas en unos meses. Los dos comparten habitación y aunque sus diferentes personalidades chocan en un primer momento, luego se convierten en buenos amigos. Temiendo abandonar esta vida sin haber hecho algunas cosas que hubieran deseado, redactan una lista. La vida como juego les alivia pero la muerte sigue ahí y hay personas que aún necesitan de ellos, mientras sigan vivos…

«Dar y Recibir»

Podría decir que dar y recibir es lo mismo. Si nos regimos en el mundo del tiempo, tenemos la conciencia de que el dar, va primero, pero en el campo de la energía, es lo mismo.

El dar crea el recibir y el recibir crea el dar, dar y recibir son dos aspectos del fluir de la energía del Universo, lo que desees para ti, es lo que debes aprender a dar, si deseas amor, aprende a dar amor, si lo que deseas es riqueza, ayuda a otros a conseguirla.

El secreto para obtener lo que deseas es ayudar a los demás a conseguir lo que ellos desean.

«Conversaciones con Dios»

Neale, el protagonista de la película, vive momentos difíciles, sin trabajo, sin familia, que se le complican con la lesión que le deja un accidente de coche. Ante tanta desgracia, Neale, le escribe una carta muy enfadado a Dios, la película también se podría haber llamando «Conversaciones con la vida».

Neale, tendrá dos caminos: abandonarse a su trágica suerte o reencontrarse consigo mismo y buscar, de otra manera, las respuestas para iniciar una nueva vida.

«La llegada»

Es una película que a primera vista parece de ciencia ficción, en la que una reputada lingüista se pone a las órdenes del ejército estadounidense para intentar entender a una misión extraterrestre que llega a nuestro planeta con intenciones poco claras y se encuentra con un monumental fresco sobre lo que somos, lo poco que somos. Pero en el trascurso de la película su director nos cuenta la historia más vieja del mundo: la del amor de una madre por su hija.

En la película el tiempo es el centro, la misión y la clave y en esa frecuencia donde La llegada rompe cualquier pronóstico. Nos plantea un axioma que nos puede resultar aterrador, ¿serías capaz de hacer lo mismo si supieras lo que va pasar de antemano? Así, al ver la vida sin las limitaciones lineales, la reflexión de la protagonista se convierte en la nuestra. Como si te concedieran algo extraordinario que acabara siendo una maldición.

LA CABAÑA

Tema: Perdón, Dios, Milagros, Relaciones, Visión, Despertar, Dolor, Culpa, Confianza, Jesús, Espíritu Santo

Después de sufrir una tragedia familiar, Mack Phillips, el protagonista de la película, cae en una profunda depresión que le lleva a cuestionar todas sus creencias. Sumido en una crisis de fe, recibe una enigmática carta donde un misterioso personaje le cita en una cabaña abandonada en lo más profundo de los bosques de Oregón. A pesar de sus dudas, Mack viaja a la cabaña, donde se encontrará con alguien inesperado. Este encuentro conducirá a Mack a enfrentarse a importantes verdades, que no sólo transformarán su comprensión de la tragedia, sino que harán que su vida cambie para siempre

Las películas son una forma excelente de mirar tu mente, prestar atención a tus emociones, y ayudarte a descubrir cuáles son tus creencias subconscientes. Cuando reaccionas de forma emocional en una película, es igual que cuando reaccionas con personas en la vida real. Es la misma dinámica: si tienes un asunto con alguien, es una proyección de tu mente.

«Creer es Crear»

«La razón es un sistema de creencias, cuando estas dejan de creerse, colapsa».

Con está cita comienza la película de Santiago Pando, sobre la elección entre, seguir viviendo cómodamente en la ignorancia o decidir ser responsable de uno mismo.

Es una historia relatada en un tono pausado, con una cadencia de paz interior inigualable. Por eso transmite, con coherencia, un mensaje vital para nosotros, que tiene que ser interiorizado y trasladado a toda una forma de vida diferente.

Cuando uno acepta lo que encuentra sin buscar, y halla en cada momento de la vida la belleza del momento, vibra con el ahora, vive el presente y perfila, así, su maravilloso futuro.

«La vida es según cómo la miramos, si cambias la forma de ver las cosas, las cosas cambian».